Compliance Penal

Responsabilidad Penal de las Empresas

Desde el 1 de julio de 2015 ya es aplicable la Ley Orgánica 1/2015 por la que se modifica el Código Penal que establece los requisitos que las empresas deberán cumplir para quedar exentas de responsabilidad penal.

Todo ello hace exigible legalmente que las empresas tengan un Programa de Cumplimiento Penal ¿por qué? ¿qué gana mi empresa con ello? ¿qué gano yo como administrador? La respuesta es sencilla, en el cumplimiento de esta norma penal no hay alternativa de elegir, quien tenga estos programas podrán contar con una eximente completa, siempre que dicho programa sea eficaz , personalizado y preventivo, y además sobre él se lleva a cabo supervisión y control, quienes no lo tengan se enfrentan a ser condenados con multas y penas de prisión. La responsabilidad penal de la persona jurídica, afecta también a los administradores y órganos de gobierno, no solo por las acciones de los administradores y consejeros de la administración de las empresas, sino por las acciones y comportamientos de los empleados y personas que estén bajo la dirección de la persona jurídica (colaboradores externos, agentes mercantiles, empleados en régimen general, directivos, responsables o encargados de departamentos...)

Además el carácter penal corporativo se suma al pago de la responsabilidad civil derivada de dichas acciones.

Las ventajas de contar un equipo externo como BCT Gómez-Acebo son:

  • Conseguir mayor grado de independencia, que exige la Ley Penal
  • Contar en un solo equipo con especialistas de distintas áreas (jurídica, contable, fiscal, financiera, laboral) abarcando un mayor y mejor conocimiento, así como experiencia en distintas empresas y sectores.
  • Formar parte como Consejeros Independientes en el Comité de Dirección, Juntas de Socios y Órganos de Gobierno, aconsejando como exige la Ley Penal en la prevención y detección de riesgos penales, debiendo constar estas en las actas y planes de acción de la empresa.